Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación, consideramos que acepta su uso. [Más información] [Ocultar]

Matías QuetglasTodas las fotos y vídeos »
 
Ver en mapa grande »

Matías Quetglas

me gustano me gusta+44
 

(Ciutadella, Islas Baleares, 1946) es un pintor y grabador español. A los 18 años realiza su primera exposición en Ciutadella. En el año 1965 se traslada a Madrid, ingresando, al año siguiente, en la Escuela de Bellas Artes. Estudió, entre otros, con Antonio López, Echauz y Juan Barjola. Conoce a María Antonia que también estudia Arte y que más tarde será su mujer y se convertirá en modelo durante muchos años. Antes de acabar sus estudios expone en la galería Skira de Madrid y es contratado por la galería Juana Mordó, con la que colaboró quince años, hasta la muerte de la galerista. Su primera época plástica es poco conocida en España (Galería Renou et Poyet, París, 1974). Muestra en ella una pintura con aire ritual y de celebración, a caballo entre el surrealismo y la pintura religiosa. Sin ruptura, Quetglás se interesa cada día más por las posibilidades narrativas de la figuración, por lo que a menudo aparecen varios modelos en el cuadro donde utiliza como tema "lo que sucede" y no los personajes en sí mismos. Las dificultades para contar "historias" del natural le llevan a partir de 1985 a trabajar sin modelo. Esa experiencia de "realismo de memoria" arrastra al artista a una transformación de la imagen, ahora más simplificada y esencial, más abierta en el lenguaje, que encuentra sus momentos más brillantes. (editar este texto)

Nombre: Matías Quetglas
Tipos de entrada: (Ver taxonomía)
Fecha nacimiento: 01/06/1946
Profesión: Pintor artístico
Lugar de nacimiento: Ciutadella de Menorca
Sexo: Hombre

Encuestas destacadas »

Comentarios de los usuarios de Classora »

  • Ana #2 Ana lunes 11 de marzo de 2013

    Matías Quetglas nace en Ciutadella, Menorca, en 1946. A los 18 años realiza su primera exposición en Ciutadella. En el año 1965 se traslada a Madrid, ingresando, al año siguiente, en la Escuela de Bellas Artes. Estudió, entre otros, con Antonio López, Echauz y Barjola. Conoce a María Antonia que también estudia Arte y que más tarde será su mujer y se convertirá en modelo durante muchos años. Antes de acabar sus estudios expone en la galería Skira de Madrid y es contratado por la galería Juana Mordó, con la que colaboró quince años, hasta la muerte de la galerista. Su primera época plástica es poco conocida en España (Galería Renou et Poyet, París, 1974). Muestra en ella una pintura con aire ritual y de celebración, a caballo entre el surrealismo y la pintura religiosa. Sin ruptura, Quetglás se interesa cada día más por las posibilidades narrativas de la figuración, por lo que a menudo aparecen varios modelos en el cuadro donde utiliza como tema "lo que sucede" y no los personajes en sí mismos. Las dificultades para contar "historias" del natural le llevan a partir de 1985 a trabajar sin modelo. Esa experiencia de "realismo de memoria" arrastra al artista a una transformación de la imagen, ahora más simplificada y esencial, más abierta en el lenguaje, que encuentra sus momentos más brillantes.

  • Johann #1 Johann lunes 14 de mayo de 2012

    Con motivo de una exposición individual en Barcelona (2003), Marie-Claire Uberquoi escribió: "Fiel a la figuración desde los inicios de su carrera, MATIAS QUETGLAS (Ciudadela, Menorca, 1946) ha ido haciendo relecturas de los grandes géneros tradicionales de la pintura desde la actualidad de su propia experiencia pictórica. En el caso presente se ha centrado en temas clásicos como el desnudo femenino, la evocación del amor y la maternidad, vistos desde una perspectiva que oscila entre lo idílico y una sensualidad casi primitiva. Pero quizá, lo más importante no sea tanto el tema en sí, como la manera de tratarlo. Es interesante observar cómo el artista menorquín trabaja la pintura al acrílico para retratar sus imponentes desnudos de formas contundentes, que recuerdan algunas composiciones picassianas. Hay aquí un amor por el oficio en la manera de matizar la luz y de distribuir las pinceladas o de deslizar el lápiz sobre el papel para realzar los volúmenes de los cuerpos o bien para acentuar la singularidad de algunas figuras. En su cuadros como en sus dibujos, reafirma su compromiso de mantener vivo el lenguaje de la pintura, sin renunciar a la modernidad."

Debes iniciar sesión para poder añadir un comentario. Hazlo aquí.

Ver todos los comentarios