Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación, consideramos que acepta su uso. [Más información] [Ocultar]

Antonio López GarcíaTodas las fotos y vídeos »
 
Ver en mapa grande »

Antonio López García

me gustano me gusta+93
 

(Tomelloso, Ciudad Real, 1936) nació en el seno de una familia de campesinos manchegos acomodados. Su afición al dibujo y el hecho de ser sobrino del pintor Antonio López Torres, favorecieron que preparara su ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, trasladándose a Madrid en 1949. Realizó los estudios de Bellas Artes entre 1950 y 1955, año en que obtiene una beca para ampliar su formación en Roma, donde conocerá directamente la pintura italiana del Renacimiento. Desencantado en parte, volvió su interés hacia algunos maestros el arte español como principalmente Velázquez. Desde 1957 comenzó a exponer sus pinturas y dibujos en Madrid y otras ciudades españolas y más tarde en el extranjero en salas como: Galería Marlborough, MNCARS Museo Centro Reina Sofía y Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid), Museo provincial de Bellas Artes (Albacete), Museo de Bellas Artes (Bilbao), Museo de Boston (Massachusetts, Estados Unidos), Londres, Nueva York, París, etc. También ha sido profesor encargado de la Cátedra de preparatorio de colorido en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (1962-69). Galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1985) y el Premio Velázquez de Artes Plásticas al mejor artista iberoamericano (2006). Es miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid desde 1993. (editar este texto)

Nombre: Antonio López García
Tipos de entrada: (Ver taxonomía)
Fecha nacimiento: 06/01/1936
Profesión: Pintor artístico
Lugar de nacimiento: Tomelloso
Sexo: Hombre
La entrada Antonio López García ha sido asociada con un tipo de entrada en Classora.Puedes consultarlo aquí.

Encuestas destacadas »

Comentarios de los usuarios de Classora »

  • Arien #6 Arien jueves 20 de julio de 2017

    Poco se puede añadir a lo mucho que se ha dicho y escrito ya de este grande entre los grandes. Magnífico pintor español, además de gran maestro de generaciones posteriores. Además tiene, Antonio López, esa grandeza, a la par que humildad interior, de ayudar a otros jóvenes artistas. Algo tan cotidiano y natural en él, ésto de colaborar en profundidad con los propios colegas y con los estudiantes que se inician en las artes plásticas, como en muy pocos otros grandes artistas españoles actuales. En Madrid, quizá Pepe Sánchez-Carralero, que fuera catedrático de la facultad de Bellas Artes de la capital española, o el particular Ignacio Puras Trimiño, sean también de esos ejemplos que no dudan en enseñar todo aquello cuanto de la creación y el oficio artístico saben. Doblemente 'maestros' todos ellos.

  • Larisa #5 Larisa domingo 27 de octubre de 2013

    ¡Maravilloso pintor español!. Sus obras tienen la magia de que lo sencillo se transforme en algo importante y nos haga profundizar en el misterio de cada pequeña cosa o detalle. Probablemente es el mejor artista plástico actualmente de toda España.

  • Xabier #4 Xabier viernes 9 de agosto de 2013

    Antonio López es el pintor realista español contemporáneo por antonomasia. Conscientemente lejos de la influencia de las vanguardias, él ha elaborado con paciencia y mucha disciplina su concepto del realismo. Sus obras se alimentan de temas extraídos de la cotidianeidad como perspectivas urbanas (es célebre su interpretación de "La Gran Vía" de Madrid), escenas e interior, figuras familiares... Todas ellas representan composiciones muy personales donde la realidad capta minuciosamente el espacio y adquiere significados plenamente temporales.

  • Cecilia #3 Cecilia viernes 15 de marzo de 2013

    Antonio López es un artista intemporal, un verdadero clásico contemporáneo. Sus esculturas y especialmente sus pinturas evidencian no solamente una gran maestría y conocimiento de su oficio; hay mucho más en sus creaciones: el tiempo detenido que finalmente perpetúa un instante, la reflexión en torno a la vida y a las cosas que los sujetos hacemos o producimos, una invitación a mirarnos en el espejo de los demás o en la soledad de los espacios que habitamos... Un autor que, como Antonio López perpetúa incluso los objetos y seres más sencillos magnificándolos, merece pasar a la historia del arte universal. Sus obras, cada vez que se visitan y contemplan, nos sorprenden además con nuevas sugerencias y aportaciones; no se agotan en una primera mirada. Diriase que nos hablan, en voz baja, casi susurrándonos, pero a la vez muy elocuentemente. Junto a Manolo Valdés (Equipo Crónica), José Hernández, Cristino de Vera, Ignacio Puras y los realistas Eduardo Naranjo y Cristóbal Toral son lo mejor del arte figurativo español en la actualidad.

  • Santiago #2 Santiago domingo 28 de octubre de 2012

    Antonio López García (Tomelloso, Ciudad Real, 1936) nació en el seno de una familia de campesinos manchegos acomodados. Su afición al dibujo y el hecho de ser sobrino del pintor Antonio López Torres, favorecieron que preparara su ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, trasladándose a Madrid en 1949. Realizó los estudios de Bellas Artes entre 1950 y 1955, año en que obtiene una beca para ampliar su formación en Roma, donde conocerá directamente la pintura italiana del Renacimiento. Desencantado en parte, volvió su interés hacia algunos maestros el arte español como principalmente Velázquez. Desde 1957 comenzó a exponer sus pinturas y dibujos en Madrid y otras ciudades españolas y más tarde en el extranjero en salas como: Galería Marlborough, MNCARS Museo Centro Reina Sofía y Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid), Museo provincial de Bellas Artes (Albacete), Museo de Bellas Artes (Bilbao), Museo de Boston (Massachusetts, Estados Unidos), Londres, Nueva York, París, etc. También ha sido profesor encargado de la Cátedra de preparatorio de colorido en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (1962-69). Galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1985) y el Premio Velázquez de Artes Plásticas al mejor artista iberoamericano (2006). Es miembro de número de la Real Academia de San Fernando desde 1993.

  • Johann #1 Johann domingo 14 de octubre de 2012

    Sentarse a escribir o hablar de las obras del pintor español Antonio López no resulta fácil. Y no lo es porque pareciera una falta de respeto pretender añadir palabras o poner adornos a una obra gestada con mimo, dedicación enorme y tiempo sin límites. Tanto que el silencio, la calma, incluso la paz, acaban apoderándose de ella, haciendo incluso habitables y transitables espacios públicos a veces representados por el artista, como aquella ya histórica vista de la "gran Vía" madrileña, vacia de artefactos rodantes y de humanos andantes, pero tan presentes, por otra parte. Y es que Antonio López siente y transmite esa magia del paso del tiempo, deteniéndolo sin que apenas se note. Es una jugada de gran maestro, retener la luz de un momento que se dilata y que -en realidad- va narrando muchos instantes sucesivos. A mi, personalmente, ese efecto secuencial me producen casi todas las obras de este artista que sabe plasmar como nadie una sucesión de hechos y cosas, que en muchas ocasiones ni siquiera están presentes en el imaginario del cuadro aunque se presientan y vislumbren. Pero esa es la mística de los maestros del arte, de la literatura o de la música, a la que pocos son capaces de someter o pactar con ella. Antonio López García es uno de esos demiurgos. Por éso sus obras respiran magia y poesía sin estrindencias. Igual que otros autores contemporáneos en España, como Pepe Hernández, Carmen Laffón, Eduardo Naranjo o Mariángel González, parecen congelar el tiempo, mientras nosotros -los espectadores- seguimos degustando el arte que emana de sus obras.

Debes iniciar sesión para poder añadir un comentario. Hazlo aquí.

Ver todos los comentarios